domingo, 16 de septiembre de 2007

Olimpia

El pasado viernes estuvimos en Olimpia, durante el camino pudimos ver todos los bosques quemados, se te estremece un poco el alma cuando ves varios kilómetros sin parar de ver bosque quemado.


La ciudad de Olimpia me dijeron que era un poco decepcionante, pero personalmente es uno de los sitios que más me ha gustado visitar, tiene un museo que es una maravilla, te asombran la gran cantidad de cosas que no te imaginabas que pudieran tener aparte de las armaduras, cascos y etcétera, ánforas de vidrio, cientos de pequeñas figuras de juguete, figuras metálicas de grifos...


La ciudad de Olimpia tiene decenas de construcciones, entre las que destacan el templo de Zeus y el estadio. El templo de Zeus tiene unas columnas derribadas que te producen un extraño efecto óptico, la casa de Nero construida sobre un antiguo templo griego, el gimnasio con sus columnas, o la Palestra (donde saqué unas pocas cosas de la mochila para poder decir que puse las cosas sobre la Palestra).



Las termas, el Leonideon (el albergue oficial), el Pelopio, el Filipeon, el parlamento olímpico... existen unas 30 edificaciones diferentes, todas ellas con su propia historia. Incluido un olivo, que supuestamente claro, plantó Hercules allí.


Pero como ya he dicho, aunque Olimpia es un lugar impresionante por su gran cantidad de edificaciones, la cual más curiosa o impresionante que la anterior, todas ellas totalmente distintas, el tener allí todo junto junto con la calma del paraje es una gran experiencia, pero el museo no se queda atrás.


El museo tiene cientos de figuras, estatuas y utensilios metálicos y de cerámica que jamás me habría imaginado.


Una de las cosas que más me impresionó fue ver la gran cantidad de figuras metálicos de grifos que tenían, había casi más que cascos por ejemplo.


Me gustaría poder contaros más cosas, pero no tengo mucho tiempo al día y hay demasiadas cosas que contar de este lugar.





Os dejo unas pocas fotos, pero os aconsejo que os paséis por el álbum de fotos. El enlace lo tenéis en esta página abajo a la derecha o aquí.

1 comentario:

  1. Estaba contento el sátiro cuando posó para la escultura

    ResponderEliminar