sábado, 29 de noviembre de 2008

Monigote

Es curioso, pero a veces los insultos que más duelen no son los que peor suenan. O si no, que pasa si te llaman "monigote", "carapolla", "zampatortas", "fanegas"... a veces duelen mucho más de lo que pueda hacerlo un "h*** p***", pero bueno, que le vamos a hacer. Siempre nos queda un gran recurso:
A palabras necias, oídos sordos.

Dibujo de mi sobrino.

4 comentarios:

  1. Hombre, jode bastante que te digan esas cosas, o si no que se lo pregunten a "contigo no, bicho".

    Pero no te preocupes hombre, seguro que es un fantasma. Luego me dices quién es y le parto las piernas muahuahuahuahua.

    ResponderEliminar
  2. Coñe! no lo decía por nada en concreto, era por una cosa que he visto en la tele... no hay que partirle las piernas a nadie :)

    ResponderEliminar
  3. imaginate que te llaman "elemento" XD

    que harias???

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. jajaja, elemento es bonito hombre!

    ResponderEliminar