domingo, 28 de febrero de 2010

Via verde

El a veces irrespirable ambiente por el calor veraniego puede ser muy agobiante para un ciclista aficionado, y mal deportista como yo. El agua del recipiente hace ya que se gastó, y notas como las gotas de sudor bajan por tu nariz. A tu lado, un canal por el que te preguntas cuándo fue la última vez que pasó agua, y mientras la música del mp3 que suena en tus cascos te sigue animando a avanzar.

Luego pasan 4 meses sin coger la bici por otras circunstancias y te encuentras con esto...

Vía Verde Inundada

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada