lunes, 3 de agosto de 2009

Calblanque



Viaje rápido de fin de semana que me ha llevado por Calblanque y la playa de La Llana de nuevo. Aprovechamos para ver el Cabo de Palos y tomar un poco el sol.



Calblanque resulta un lugar muy acogedor, aunque no es demasiado fácil ir. Por supuesto, con coche, y varios kilómetros. Una vez llegas a la primera cala es muy normal ir escalando los diferentes pedriscos para ir asomándose a otras pequeñas calas donde muchas de ellas suelen estar sin gente. En uno de sus extremos hay un gran acantilado que no fotografié por no llevar la cámara... demasiado nueva :).

El Cabo de Palos, muy cerca de Calblanque, es un cabo con un gran faro que predomina sobre todo el área, en sus pies un pequeño mirador a las rompientes de la olas, y en el pueblo un pequeño puerto deportivo donde hay pequeñas marisquerías (y fritanga cara).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada